Agencia de traducción Overseas

Entrevista a Ana Aparicio, traductora jurada colaboradora de Overseas Translations

El fascinante mundo de las traducciones juradas: Entrevista a Ana Aparicio, traductora jurada colaboradora de Overseas Translations

Por: Anna Misiewicz, Directora de Producción de Overseas Translations

En un dinámico viaje al corazón del mundo de las traducciones juradas, nos sentamos con Ana Aparicio, una de nuestras traductoras juradas más destacadas con la que colaboramos desde hace años, para explorar su trayectoria, experiencias y perspectivas en este especializado sector.

Ana editada e1706779389464

Fot. Ana Aparicio

Ana, con una carrera marcada por la pasión por los idiomas y las culturas, nos cuenta cómo su trayectoria hacia la traducción jurada fue inicialmente fortuita.

OVS: ¿Cómo fue tu camino hacia convertirte en traductora jurada? ¿Qué formación y cualificaciones necesitaste adquirir?

Ana: Aunque en la actualidad para obtener el título de traductor/intérprete jurado es necesario superar los exámenes convocados por la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, hace algunos años existía también la posibilidad de obtenerlo cursando ciertas asignaturas específicas en la Licenciatura de Traducción e Interpretación, y así fue como lo obtuve en su momento, ya que además de traductora jurada soy Licenciada en Traducción e Interpretación.

La motivación de Ana es palpable cuando habla de su trabajo. Para ella, el mayor regocijo proviene de saber que sus traducciones tienen un impacto real en la vida de las personas, ayudando a superar barreras lingüísticas en situaciones muy variadas.

OVS: ¿Qué te inspiró a elegir la carrera de traductora jurada y qué aspectos de tu trabajo encuentras más gratificantes?

Ana: Mi intención inicial no era convertirme en traductora jurada. De hecho, en un primer momento ni siquiera conocía la existencia de tal figura. Cuando comencé mis estudios de Traducción e Interpretación, motivada por mi pasión por los idiomas, los viajes y el conocimiento de otras culturas, simplemente quería ser traductora, de manera general. Fue posteriormente, una vez iniciados los estudios cuando supe qué era un traductor jurado y me decanté por este título movida un poco por la curiosidad y un poco como salida laboral. Viéndolo con perspectiva, creo que no me equivoqué, ahora el 70-80% de mis encargos tienen que ver con la traducción jurada y mi trabajo me encanta.

En cuanto a los aspectos más gratificantes, además de disfrutar del día a día en la oficina, saber que los documentos que traduces y tu esfuerzo tienen un fin importante, que sin ellos esa persona para la que traduces documentación no podría venir a trabajar a tu país, que un niño de padres divorciados no podría ser escolarizado en España porque no se ha traducido una sentencia de divorcio de otro país, ni el estudiante universitario podría cumplir su sueño de estudiar en el extranjero, o una compañía no superaría sus litigios en materia de derechos de autor, por ejemplo. Al fin y al cabo, que ayudas a que la gente siga recorriendo su camino…

151

Un día típico para Ana transcurre entre la investigación y la traducción de documentos, con una constante comunicación con clientes que abarca un espectro multicultural. La tecnología, lejos de aislarla, ha facilitado un ambiente de trabajo enriquecedor y conectado:

OVS: ¿Cómo es un día típico en tu trabajo como traductora jurada? ¿Podrías describir algunas de tus tareas habituales?

Ana: Mi día a día transcurre principalmente en la oficina detrás de mi ordenador, documentándome y trabajando en los propios documentos. Pero a diferencia de lo que se pueda pensar, ser freelance y trabajar desde tu oficina no significa estar aislado. Hoy en día las nuevas tecnologías nos ofrecen muchas posibilidades, así que mientras trabajo en mis traducciones, mantengo contacto continuado con mis clientes, tanto particulares como empresas y agencias de traducción. Así que los traductores jurados nos podemos “mover” en un ambiente multicultural muy enriquecedor.

En el mundo de la traducción jurada, donde la precisión y la fidelidad al texto original son de suma importancia, los profesionales se enfrentan a una variedad de desafíos únicos. Estos retos no solo ponen a prueba su habilidad lingüística, sino también su capacidad para navegar a través de textos legales y técnicos de gran complejidad. Estábamos particularmente interesados en conocer los obstáculos a los que Ana se ha enfrentado en su carrera.

OVS: En tu experiencia, ¿cuáles son los mayores desafíos a los que te enfrentas como traductora jurada?

Ana: Uno de los mayores desafíos, además de en ocasiones trabajar contrarreloj, es tener delante un documento con una temática en la que no estás del todo especializado. Cualquier documento es susceptible de requerir en ciertas circunstancias una traducción jurada. En traducción simple, si se quieren obtener buenos resultados, siempre se recurre a traductores especializados en el tema del que trata el documento. Pero quizá no sea tan fácil encontrar a un traductor jurado especializado además en física nuclear para traducir una sentencia relativa a una patente del sector, por ejemplo. Así que a veces nos enfrentamos a documentos que nos hacen “sudar tinta”. Pero ahí también está la gracia y lo bonito de este trabajo. Cada día aprendes cosas nuevas, aprendes a documentarte correctamente, a utilizar los recursos adecuados en el momento adecuado, y en definitiva a superar cualquier desafío, y eso es muy gratificante.

155

Si la precisión es crucial en todo tipo de traducciones, lo es todavía más en caso de las traducciones juradas, porque la responsabilidad recae íntegramente sobre el traductor, que pone su sello y firma en cada documento.

OVS: ¿Cómo aseguras la exactitud y fidelidad en tus traducciones?

Ana: Es cierto, la falta de precisión en una traducción jurada puede poner en riesgo muchas cosas, incluso a nivel personal, pues tú eres el único responsable de lo que pone ahí. Por eso es necesario meditar bien las cosas y estar muy seguro de que tu documento dice exactamente lo mismo que el original, con todos sus matices. Una buena documentación tanto antes como durante el proceso de traducción, concentración y revisar tu trabajo con esmero siempre ayudan. El trabajo de revisores externos también puede resultar fundamental, aunque tú seas quien tenga la última palabra, pero cuatro ojos siempre ven más que dos.

De los proyectos que ha emprendido, Ana recuerda especialmente aquellos relacionados con procesos judiciales, donde la precisión concretamente puede tener una gran influencia en las decisiones judiciales.

OVS: De todos los proyectos en los que has trabajado, ¿hay alguno que haya sido particularmente memorable o desafiante? ¿Por qué?

Ana: Pues sobre todo aquellos en los que tengo que traducir documentación que se va a manejar en juicios. Saber que tu trabajo y las decisiones que has tomado para traducir tal o cual término, o cómo has resuelto un juego de palabras en la otra lengua, van a estar en manos de abogados y jueces y pueden resultar cruciales en una decisión judicial, siempre añade un poquito de presión y aumenta el desafío.

Uno de los que más recuerdo, quizá por lo “llamativo” del tema y porque se prolongó bastante en el tiempo, fue un proyecto que incluyó la traducción tanto EN-ES como ES-EN, pues el juicio se celebró paralelamente en dos países, de la documentación en un caso de denuncias por acoso sexual en una compañía de cierto renombre. Tuve que enfrentarme a muchísima documentación, mucha información privada, diferentes formatos (texto, audio, vídeo), mensajes y mensajes con contenido muy coloquial y subido de tono… Todo un reto a nivel lingüístico.

156

La evolución de la profesión en los últimos años ha sido notable, impulsada por los avances tecnológicos y la globalización. Ana ve con buenos ojos estas herramientas, que han facilitado y enriquecido su trabajo.

OVS: Con los avances tecnológicos, la globalización, y la inteligencia artificial ¿cómo ha evolucionado la profesión de traductor jurado en los últimos años?

Ana: Pues en mi opinión, en el caso de los traductores, los avances actuales han hecho que todo evolucione para bien. Ahora contamos con muchísimos recursos que nos ayudan y agilizan nuestro trabajo, diccionarios digitales generales y especializados, glosarios, memorias de traducción, todo un mundo de documentación y referencias a nuestro alcance, incluso traductores automáticos de gran calidad. Y en este último caso entramos en terreno pantanoso, porque sí es cierto que creo que a los traductores jurados la existencia de traductores automáticos cada vez más potentes y perfeccionados les ayuda ya que pueden utilizarlos como un recurso de trabajo más. Al fin y al cabo un documento que necesita traducción jurada requiere cierta calidad y la firma del traductor jurado sí o sí, es decir, no va a perder ese trabajo por culpa de un traductor automático. En mi faceta de traductor general no jurado tengo sentimientos encontrados, porque es verdad que los traductores automáticos pueden ayudar y aunque tengo clarísimo que nunca sustituirán a la traducción hecha por el hombre ni podrán llegar a traducir ciertos tipos de textos, para “salir del paso” en determinadas circunstancias o cuando no se requiere mucha calidad pueden servir, y en ese punto sí creo que en cierta manera nos pueden perjudicar.

Para aquellos interesados en seguir sus pasos, Ana aconseja no dudar y prepararse bien para obtener el título, destacando las recompensas y la diversidad que ofrece esta carrera.

OVS: ¿Qué consejo darías a alguien interesado en convertirse en traductor jurado?

Ana: Que no lo dude, que si le gusta, se prepare para sacar el título y poder serlo. Como he comentado es un trabajo muy gratificante, y nada aburrido, a diferencia de lo que la gente puede pensar. Que hoy traduces un contrato o un expediente universitario y mañana una grabación que se va a presentar en un juicio, o tienes que acudir a la comisaría para interpretar a un detenido o a un juzgado como intérprete en una boda, por lo que no resulta nada monótono y siempre aprendes cosas nuevas. Es una gran salida laboral y, además, te permite trabajar desde tu casa o tu oficina. Hoy en día, el teletrabajo está muy de moda, pero los traductores sabemos de qué va esto desde hace muchos años. Trabajar desde tu casa tiene sus cosas malas también, por supuesto, pero para mí tiene más ventajas que desventajas, sobre todo a la hora de conciliar vida laboral y familiar, y disfrutar de tu tiempo libre.

Finalmente, Ana desmitifica algunos errores comunes y mitos sobre las traducciones juradas. Señala la importancia de la formación y la responsabilidad que conlleva este trabajo.

OVS: En tu experiencia, ¿cuáles son algunos errores comunes o mitos acerca de las traducciones juradas que te gustaría aclarar?

Ana: “En el juzgado, en extranjería, en la universidad… me piden traducción jurada de este documento. Bah, eso lo haces en un momento, son cuatro tablitas de nada y solo tienes que ponerle un sello…”: Perdonen, señores, los documentos no se traducen “en un momento” y una traducción jurada no es solo un papel con un sello. Las cosas requieren su tiempo y ese sello no es solo tinta, lleva detrás años de formación y responsabilidad.

Entiendo que la figura del traductor jurado resulta desconocida hasta que llegado el caso necesitas acudir a uno, pero sí que en ocasiones creo que estamos un poco “infravalorados”. No cobramos solo por poner sellos, nos formamos durante años porque obtener el título no es sencillo y nunca dejamos de hacerlo porque muchos proyectos suponen todo un desafío. Nadie cuestiona la formación o los honorarios de un notario u otras profesiones, creo que en nuestro caso debería ocurrir lo mismo porque sin nuestro trabajo muchas operaciones no serían posibles.

“Tengo este documento de Inglaterra, me lo ha traducido mi primo, que sabe inglés, ¿qué tal si me pones el sello y me cobras una cuarta parte? Es que así no me lo aceptan…”. No hay nada que me dé más miedo que las traducciones de los “primos”. Traducir es infinitamente más que saber inglés o cualquier otro idioma, nunca le digas a un traductor, menos a un traductor jurado que encima se la juega, que le envías la traducción que ha hecho tu primo 😊.

153

Mirando hacia el futuro, Ana es optimista. Ve un crecimiento continuo en la demanda de servicios de traducción jurada debido a la globalización y las crecientes interacciones internacionales.

OVS: ¿Cómo ves el futuro de la profesión de traductor jurado? ¿Crees que la demanda de este tipo de servicios seguirá creciendo?

Ana: Por supuesto que va a seguir creciendo. Vivimos en un mundo globalizado, donde las transacciones internacionales son fundamentales y el movimiento de personas de país a país son el pan de cada día. La documentación que todo esto genera y que requiere traducción y unas garantías de que dicha traducción es correcta es inmensa y cada año aumenta, así que está claro que los traductores jurados somos y vamos a seguir siendo necesarios, ¡por suerte!

En conclusión, esta conversación con Ana no solo nos ha permitido sumergirnos en el alma de la traducción jurada, sino que también ha resaltado con elocuencia la relevancia crítica de esta profesión en el tejido de nuestra sociedad globalizada. Las palabras de Ana, teñidas de experiencia y pasión, iluminan la complejidad y la belleza inherentes en el arte de traducir documentos legales y oficiales, revelando cómo cada frase y término lleva consigo el peso de la precisión y la responsabilidad.

En Overseas Translations, entendemos que cada documento que pasa por las manos de nuestros traductores no es solo un conjunto de palabras en un papel, sino un puente lingüístico y cultural, un vehículo que transporta ideas, sueños y oportunidades a través de fronteras y barreras idiomáticas. Este compromiso con la excelencia en la traducción jurada es un testimonio del poder transformador de las palabras, un poder que conecta a las personas, permite negocios internacionales y ayuda a forjar un entendimiento mutuo en un mundo cada vez más interconectado.

La historia de Ana es un recordatorio inspirador de que detrás de cada traducción hay un narrador, un guardián de la exactitud, cuyo trabajo cuidadoso y dedicado ayuda a dar forma al futuro global que todos compartimos.

Los artículos más vistos
Últimos comentarios
onewintrkazakhstan
1Win официальный www.1win.tr-kazakhstan.kz Коллаген от 1Win с гиалуроновой кислотой и витамином C получил положительные отзывы. Игроки отмечают улучшение состояния кожи, волос и ногтей при регулярном приеме. http://1win.tr-kazakhstan.kz/
onewintrkazakhstan
onewintrkazakhstan
1win vs mibr www.1win.tr-kazakhstan.kz 1win сколько выводятся деньги https://www.1win.tr-kazakhstan.kz
onewintrkazakhstan
1win регистрация и верификация https://1win.tr-kazakhstan.kz/ 1win be http://1win.tr-kazakhstan.kz/
Servicios de traducción
Comparte:
Twitter
Facebook
LinkedIn
WhatsApp
Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posts relacionados
¿Te acompañamos?
*Formatos admitidos: PDF, DOC, DOCX, XLS, XLSX, ODT, ODS, CSV, ZIP
*Tamaño máximo: 20M
Suscríbete a nuestra Newsletter